Drenaje Linfático (Método Vodder)

Técnica manual basada en “finos estímulos táctiles” (Vodder), que movilizan la linfa respetando los caminos naturales del sistema linfático. Su origen se debe al Doctor Emil Vodder, científico que consagró su labor humana al investigar el sistema linfático y que como consecuencia desarrolló un modo de mantenerlo saludable para evitar enfermedades y también curarlas.

Vodder comprendió, como otros científicos habían hecho ya antes, las funciones de la linfa, que resultan ser determinantes para el bienestar.

Como ejemplo unas palabras suyas durante un congreso en Viena en 1957: “…hemos llegado a comprender que la linfa, este jugo de la vida, esta rica fuente nutritiva, completamente olvidada, debería ser la base anatómica y fisiológica de todos los tratamientos fisioterapéuticos de la cara y del cuerpo, así como de todos los tratamientos de belleza.”

La técnica utiliza diversas maniobras que requieren para su ejecución un profundo conocimiento del sistema linfático y del tejido conjuntivo. Deben ejercerse con la presión adecuada y hemos de imprimirle una cadencia o ritmo que estimule la contracción de los angiones linfáticos.

El efecto sedante y relajante secundario, y una correcta realización del Linfodrenaje Manual Vodder mejora la sensación de bienestar del paciente y potencia el efecto del drenaje al actuar sobre el sistema nervioso parasimpático.